Olivares de miel

Un olivar de miel básicamente son setos de aromáticas entre hileras de olivos. Los setos van en tramos de 50 metros, calle sí, calle no, para que el personal y la maquinaria puedan transitar con facilidad por todo el olivar. Ni perjudica a la producción de aceituna ni se impide el laboreo.

Inicialmente la idea era obtener, además de aceite, miel y aceites esenciales de aromáticas. Se ha visto que en explotaciones pequeñas la extracción de aceites esenciales de aromáticas no es rentable https://olivaresdemiel.es.

Los fenicios y los romanos se equivocaron separando los matorrales de los olivos y llevamos 3000 años pagado ese error. Aunque es cierto que los romanos plantaban cereales entre los olivos, hacían el policultivo.

Olivares de miel
quotes

Los setos de aromáticas a modo de terrazas retienen más agua y tierra fértil, haciendo al olivar más húmedo y resiliente y preparándolo mejor para el cambio climático. Retener tierra fértil también implica luchar contra la erosión y la formación de cárcavas.

Hay quien dice que en época de cambio climático no tiene sentido plantar más vegetación en el olivar por las sequías. La respuesta es que años de sequía sólo son algunos, y que los setos de arbustos a modo de terrazas retienen las aguas ocasionales y también las torrenciales, son eficaces.

De hecho el olivar de miel mitiga inundaciones, al caer menos agua y a menor velocidad al cauce de los ríos, da tiempo a las poblaciones ribereñas a escapar. Esta virtud del olivar de miel ha sido reconocida por la red europea de prevención de desastres naturales Brigaid y por Naciones Unidas:

Y se puede aplicar a otros cultivos leñosos en otras latitudes.

Algo que se ha descubierto con el olivar de miel es que simplemente se pueden plantar hileras de matorrales entre los cultivos leñosos.

Y quien dice aromáticas dice otros tipos de arbustos, empleados para diferentes fines: albergar insectos plaguicidas del olivar, oleoturismo (seis tipos de floraciones consecutivas, algo así como un valle del Jerte semestral), obtener material para restauración de suelos, obtención de biomasa para pellets, refugio de fauna con hileras dobles o triples de matorrales, protección del suelo, caza sostenible, etc, olivar circular.

También es posible colocar placas solares verticales de diseño de la altura de un arbusto para evitar desastres como en el pueblo malagueño de Cartaojal, donde se arrancaron miles de olivos para poner placas solares

Solo en Andalucía hay 600.000 hectáreas de calles anchas del olivar donde se pueden poner esas placas logrando la autosuficiencia energética, pero no harán falta tantas hectáreas para cubrir la demanda nacional, el paisaje del olivar no se verá muy alterado por este motivo.

Olivares del futuro

Hay olivares que son archipiélagos de encinas en un mar de olivos, esos son en mi opinión los olivares del futuro, complementándolos con la plantación en los lindes como hace la Fundación Fire, o en caminos, arroyos, herrizas, etc, como hace Olivares Vivos.

A mayor escala, es posible diseñar corredores de fauna entre olivares modificando así y mejorando la biodiversidad, con todas las implicaciones que ello tiene.

Las masas de olivares ocupan amplias extensiones en algunos puntos de la geografía nacional. Con el conjunto de medidas mencionadas se pueden rediseñar los flujos de fauna y flora:

incluyendo a las aves migratorias , y crear nuevos santuarios de fauna, gestionando también la caza sostenible.

Aves migratorias

Es factible diseñar en esas masas de olivar redes de alerta temprana climática, monitorizando los refugios de biodiversidad, los bosques - isla, etc.

Donde hay dos o más especies de hormigas hay mayor biodiversidad, también hay refugios de mariposas, pasos de aves migratorias, etc.

“Más calor, menos agua”, decía un paisajista refiriéndose al cambio climático. El olivar de miel prepara para el mismo. Y proporciona numerosos empleos.

Imaginemos por ejemplo un valle andaluz de olivar donde las vías pecuarias, los caminos, y entre los olivos haya vegetación autóctona, y a la entrada de los pueblos lavanda entre olivos. Blanco, lila y verde, un foco de empleo por los festivales de la lavanda que los pequeños pueblos hacen aquí y allá. Hacer del policultivo virtud, diríase.

En Italia llevan la delantera respecto a las ciudades rutas del aceite, y también respecto al senderismo entre olivos. Hay que aprender de ellos. No tienen todavía olivares de miel. El olivar de miel es un diseño español, de la Asociación Alvelal, y de quien suscribe, allá por 2015;

lo esbozamos de forma independiente y nos conocimos después. La red europea Diverfarming llegó a la misma conclusión, de forma independiente también, al poco tiempo.

Ahora hemos visto que en el olivar de miel más antiguo de España, el de Fran Martínez Raya (Asociación Alvelal), de casi seis años, tiempo suficiente para ver tendencias, los polifenoles del aceite son algo mayores que la media de los de un virgen extra.

el olivar de miel más antiguo de España

Nadie había investigado antes un fenómeno así porque en 3000 años nadie había plantado arbustos entre olivos.

Hay numerosas teorías, muchas conjeturas, y la investigación no ha hecho más que empezar. El grupo madrileño Olivares de miel, auspiciado por la apicultora Eva Miquel y en el que el Imidra ha tenido un fuerte peso, terminó sus actividades en octubre de 2022, si bien sigue atento a la evolución de los acontecimientos (olivares de la Peraleña y Carabaña, y otros).

Tres millones de personas saben ya del olivar de miel en España y poco a poco se va expandiendo, sorprendentemente por criterios ecológicos tales como “la mejora de la cadena trófica”, “actuar como cubierta vegetal”, “la mejora del suelo”....

Como premio inesperado ya se están comercializando AOVEs Ecológicos Premium como Loa77, en la Comunidad de Madrid (Almazara Oleum Laguna, Villaconejos, quizás una nueva Brihuega esta vez del olivar de miel).

Invito a quienes tengan olivares a que reserven una pequeñísima parte de su terreno para experimentar; dicen los técnicos de UCAM e Imidra que se tardan cinco años como mínimo en ver los efectos de los arbustos sobre el entorno, y cuanta más gente haya reflexionando sobre el territorio, mejor.

El olivar de miel es el futuro para el olivar tradicional, 300.000 familias olivareras se podrán beneficiar, de ellas 200.000 en Andalucía. Falta investigación, hay que ampliar el número de pioneros, pero de aquí a menos de cinco años habrá ya una sólida base experimental.

Termino hablado de la belleza. Los pioneros del olivar de miel tienden a plantar lavanda para llamar la atención de la gente que va a sus almazaras. Es un primer paso.

Pero todavía nadie se ha atrevido a plantar las seis aromáticas de floración consecutiva para que la abeja libe todo el año (romero, tomillo, ajedrea, lavanda, cantueso, olivarda, etc), sea un nuevo hábitat para las abejas y se potencie la biodiversidad de la zona.

La belleza del olivar de miel en su plenitud todavía está por ver, y si ya con la lavanda se están creando rutas espontáneas de oleoturismo, qué no será con el olivar de miel en su plenitud. Es más, observen esta foto de Brihuega donde las amapolas han colonizado a la lavanda que todavía no ha explosionado. Las posibilidades en el olivar de miel son infinitas.

el olivar de miel

Prepárense para gozar.

¿Hablamos?